Entenderlo no significa dar a sus conductas explicaciones humanizadas, ya que debe quedar claro que nuestra mascota no hace absolutamente nada en contra de nosotros, ni en venganza. Es común escuchar "justo cuando nos vamos de casa destruye, rompe o hace hoyos".

Pero esto sucede porque no pensamos que cuando lo dejamos sólo en casa por "algunas" horas él se aburre; no olvidemos que los perros son seres sociales por naturaleza, pero no saben del valor económico o afectivo que podamos tener por algunos objetos. Cualquier perro cuando está solo, no debe tener acceso a nada que no queremos que se dañe y a nada que pueda poner en riesgo su salud y su vida, como instalaciones eléctricas o de gas. Pero tampoco debemos tenerlo en un lugar vacío, debe tener con que jugar y entretenerse, cosas que morder, superficies para rascar, olores y sonidos que lo mantengan entretenido. Es de suma importancia dedicarle a nuestro perro tiempo específico, como caminar por lo menos dos veces al día; estos paseos no deben tener rutas fijas ni predecibles, deben tener cambios de dirección y ritmo de manera repentina para generarle interés y estímulos.

También debemos proporcionar a nuestros perros tiempo para jugar y enseñarlos a compartir espacios y, muy importante, a que sepa esperar y tener paciencia. Erradiquemos de nuestra mente la idea de que el tener un jardín o patio grande va a ser suficiente para proporcionar a nuestro perro el ejercicio y la satisfacción de sus necesidades intelectuales y sociales, que son elementales para su tranquilidad y por lo tanto la nuestra.

Los perros no son destructores por naturaleza, son inquietos y necesitan espacio, ejercicio, disciplina y convivencia con otros perros y con humanos. El mejor regalo para un perro es un dueño responsable y espacio en la vida y el corazón de sus compañeros humanos.

Por: Carlos Ramirez. Entrenador canino
Compórtate! Adiestramiento Canino

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos