Es cierto que estamos en una sociedad, en la cual los hombres no suelen expresar sus emociones de la misma forma que las mujeres. Lo mismo ocurre en el Duelo frente a la muerte de un hijo. No quiere decir que no les duela sino que culturalmente han sido enseñados a expresar rudamente sus emociones.

La familia y los amigos estaban muy preocupados de Rocío y hacían cualquier cosa para que ella no se derrumbara. De mí esperaban que reaccionara como hombre, con entereza (...) a pesar de sentir el dolor más grande que un ser humano puede sentir. Testimonio de Óscar, en el libro Un hijo no puede morir.

El hombre comúnmente se sumerge en actividades porque no desea confrontar directamente el dolor que la muerte le produce y por la cual siente culpa debido a “no cumplir” con su papel de protector de la familia.

Es importante ponernos en su lugar y bríndale apoyo y consuelo conversando con él sobre la importancia de expresar sus emociones como algo normal; escuchando sus pensamientos y sentimientos sobre esta muerte; Ofrécele ayuda profesional, normal en una pérdida por muerte. Pero siempre recuerda respetar sus tiempos y espacios.

Los primeros días, mis amigos y compañeros del trabajo sí me preguntaban cómo estaba al respecto, ya después no. Ni ellos ni yo hablamos del tema. Pero mi familia sí, (…). Testimonio de José, beneficiario, papá de Emmy.

Ellos también perdieron a su hijo, no solo la madre y no ser tomados en cuenta igual les puede lastimar, aunque no lo demuestren. Este día del padre, un gesto de cariño le puede servir, no lo olvides.

Ella habló de su hijo, no del nuestro. Yo me sentí excluido como padre (…). Testimonio de Sergio, en el libro Un hijo no puede morir.

Por: Elsié A. Becerra Bazán. Presidente del patronato

Asoc. Francesca Bebés con Alas I.A.P.

Calle 67 A x 120 y 122 #198 Fracc. Yucalpetén Cel. 9991187997.

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos