El problema #1 de crecer y tratar de ser un adulto: manejar y administrar tus propias finanzas.

Primero lo primero, todos vamos a fallar miserablemente tratando de organizar nuestras finanzas al menos los primeros meses (o años) hasta que encontramos un balance o presupuesto al que nos podamos ajustar.

Cuando tus papás dejan de darte dinero y empiezas a ganar tu propio dinero, te das cuenta que no te llega cada que necesites. Es muy difícil y complicado ganar tu propio dinero y más que eso, poder sacarle provecho.

Personalmente, apenas estoy trabajando en encontrar un presupuesto que se adapte a mi (y a mis compras compulsivas) para no vivir de quincena en quincena. Para esto, necesité investigar varias formas de administrar y sobre todo y lo más importante: CÓMO AHORRAR DINERO.

Nuestro peor enemigo y lo primero que tenemos que eliminar: los gastos fantasmas.

¿Qué son? Estos pequeños gastos y compras que no te das cuenta porque usualmente son monedas o cosas que acostumbras comprar que NO necesitas (chicles, viene-viene, etc). Pero si al final de cada mes sumas todas estas pequeñas cantidades, podrías ahorrarte más de $100.

Trae un botecito en el coche y un monedero en tu bolsa donde puedas meter TODAS (sí, todas) las monedas que te lleguen. Cada noche que llegues a tu casa mételas en algún contenedor. Sácalas cada 3 meses y date un gustito (o ahórralo, mucho mejor)

Ponerte una meta de ahorro es muy útil, y si te apegas a tu presupuesto puede ser bastante sencillo llegar a ésta. Sí requiere mucho esfuerzo, disciplina y compromiso, pero si estás ahorrando para algo que de verdad quieres, no debe ser tanto problema.

Por Katia Rosique

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos