Muchas son las teorías de porqué a algunas personas que les da Covid-19 prácticamente no tiene síntomas y se recuperan muy rápido, mientras que otros se ponen muy graves e incluso llegan a fallecer.

Es importante que tu sistema inmunológico esté fuerte para que pueda pelear contra el virus. No es lo mismo contagiarte mientras tienes las defensas bajas, que cuando tu cuerpo está en óptima condición.
Aquí te damos algunos consejos para fortalecer tu sistema inmunológico.
Come saludablemente
La alimentación es parte primordial en cualquier momento de tu vida. Tener una dieta balanceada que incluya frutas y verduras, ayuda a que estés más sano.
Toma suficiente agua
Beber por lo menos dos litros de agua al día, es vital para proteger la médula espinal y otros tejidos; mantenerte hidratado ayuda a que los nutrientes y el oxígeno lleguen a las células, normaliza la presión arterial, estabiliza los latidos del corazón y protege los riñones.
Haz ejercicio
Hacer actividad física de manera periódica, mejora la fuerza muscular y la resistencia; te ayuda en la oxigenación haciendo que el sistema cardiovascular funcione mejor.
Mantén un peso saludable
La obesidad y el sobrepeso te pueden hacer más propenso a contraer padecimientos graves, si te da Covid, o cualquier otra enfermedad, tu tratamiento y recuperación son más difíciles que si estuvieras en un peso adecuado.
Evita beber alcohol y fumar
Estos malos hábitos dañan tu cuerpo de forma irreversible. Si bebes o fumas, hazlo con moderación y así, no afectarás a tu sistema inmune.
Consume vitaminas
La vitamina C es importantísima para tu sistema inmunológico. Cuando te hace falta puedes volverte más propenso a enfermarte. Algunos alimentos ricos en vitamina C son: naranjas, mandarinas, fresas, pimientos, espinacas, col rizada y brócoli.
La vitamina B fortalece tu sistema inmune y evita virus y enfermedades.
La vitamina B6 es esencial ante las reacciones bioquímicas en el sistema inmune. Los alimentos ricos en vitamina B6 son: pollo, salmón y atún; vegetales verdes y garbanzos.
La vitamina E es un poderoso antioxidante que ayuda al cuerpo a combatir las infecciones. Los alimentos ricos en vitamina E son: nueces, semillas y espinacas.
La luz solar ayuda a producir vitamina D en la piel. Los bajos niveles de vitamina D se relacionan con mayores riesgos de infecciones respiratorias.
Duerme bien
Dormir al menos siete horas diarias ayuda a que disminuya el riesgo de contraer enfermedades como hipertensión, obesidad y diabetes; mejora tu digestión y acelera tu metabolismo.
No te estreses
El estrés debilita el sistema inmunológico, pues las hormonas que lo liberan nos exponen a virus, infecciones y bacterias que pueden entrar más fácilmente y hacernos daño. También provoca aumento en la presión arterial y problemas respiratorios graves.
Lava tus manos
El tener una buena higiene es un punto clave para fortalecer nuestras defensas, pues esto hace que eliminemos bacterias y virus. Lávate las manos frecuentemente y desinfecta los objetos. No toques tu cara, nariz, ni ojos.
Consume probióticos
Los suplementos son un factor importante para reducir las infecciones respiratorias y gastrointestinales. Los productos lácteos fermentados reducen las infecciones respiratorias en adultos y niños.

https://www.aarp.org
https://www.latimes.com

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos