¿Cómo vas con las reglas del juego que el nuevo sistema de vida te presenta? Lo más probable es que te encuentres en el proceso de adaptación, de aprendizaje diario, quizá apenas dándote cuenta de lo que tu vida se ha transformado.

No obstante, flexibilizar tu mente es de suma importancia, aun si tuvieras que forzar esta flexibilidad haciendo muy consciente este nuevo sistema de vida (no siempre grato), del día a día, facilitando así la aceptación de los cambios ya sufridos y de los que se siguen efectuando (drásticos o sutiles), ya sean del área laboral, social, familiar, económica, sexual, de pareja, etc.

Permanece alerta pues a la orden del día, está la negación como primordial mecanismo de defensa obstaculizando o complicando estos inevitables cambios pues cuando ya crees que lo estás logrando, algo diferente aparece.

Ten presente que desafortunada o afortunadamente la vida es un constante cambio, crear la fantasía de la permanencia retrasa la adaptación y por lo tanto el crecimiento. Para todo ser terrenal cualquier cambio representa inquietud, incertidumbre, dudas, temor, etc., de ahí la importancia de la flexibilidad de tu mente.

Prepárate, anticípate para aceptar la incertidumbre que se respira en el aire. Muchos cambios serán positivos, otros no tanto o simplemente no te agradarán, no importa lo incierto de los acontecimientos; hoy por hoy es lo que hay, así que mejor tómalo y adáptalo a tu vida por salud mental, en defensa propia y por supervivencia. Anticípate para que esto no sea un impedimento, readáptate una y otra vez. Echa mano de tu inteligencia emocional y si ésta no es muy ducha pues entonces es tiempo de activarla y hacerla funcionar. El ensayo y error según Jean Piaget te hará encontrar buenos resultados.

Por Psicóloga Ana María Domínguez Medina
Tel. 999 127 4001

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos