¿Hace cuánto tiempo que no convivías con tu pareja, tus hijos y tus padres? Por el trabajo, la escuela, las actividades extracurriculares, sólo los veías unas horas. En estos 5 meses de encierro, has conocido más de ellos que en toda tu vida.

Has descubierto las mañas, los gustos, sus angustias, lo fuertes o débiles que pueden ser, lo que los hace reír o llorar, lo solidarios que pueden ser y hasta cómo son en sus trabajos, ya que el trabajar desde casa, también te da una idea de cómo se desempeñan y actúan en el ámbito laboral. Si aún no te has tomado el tiempo para conocerlos, aún tienes tiempo.

Si vives solo, también tiene su parte buena, la soledad no es mala, es un momento para conocerte a ti mismo, no tus achaques, sino valorar cada uno de los miembros de tu cuerpo. Sonreír y llorar, por los gratos recuerdos que has tenido, para leer, aprender nuevas cosas, para valorar la vida y para platicar por teléfono con las personas con las que hace mucho no hablas.

También en este encierro hay momentos de problemas personales, familiares, laborales, económicos, que explotan y se vuelven un caos. Pero todo pasa y regresa la calma; a veces es necesario explotar para sacar el estrés.

Mi reconocimiento para todos aquellos que hacen el esfuerzo de quedarse en casa y aún están cuerdos. Para quienes trabajan desde casa, con video llamadas en el caos familiar, para aquellos padres que tienen que trabajar, alimentar, cuidar, entretener a los hijos y ahora, tomar clases y hacer tareas. A los adolescentes que han sobrevivido en casa y soportado a los padres 24 horas. A los abuelos que tienen que vivir con el agitado movimiento familiar. Para ti que haces el esfuerzo diario de seguir adelante.

Haz de DIOS tu refugio, del Altísimo tu protección, confía en él y NO TEMAS a la peste que acecha en las sombras, ni a la plaga que destruye a mediodía. A ti nada te afectará, ningún mal te sobrevendrá, ninguna calamidad llegará a tu hogar porque el Señor te cuidará. (Salmo 91).

Any
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos