Testimonio Anónimo

El casino se volvió mi casa; todo el día estaba ahí. Cuando no tenía dinero le pedía prestado a quien fuera. Luego comencé a empeñar mis objetos de valor. Me juraba que los recuperaría, pero todo lo terminé perdiendo.

Perdí mi celular y mi laptop. Robé todo lo que pude mientras trabajaba en una empresa en la que se manejaba mucho dinero en efectivo y obviamente me corrieron. Llegué a sentirme un fracasado y no veía una solución a mi problema. Me sentía solo y pensé que la única solución era quitarme la vida. Buscando ayuda en internet encontré información acerca de Jugadores Anónimos. Me di cuenta de que no estaba tan solo, que no soy la única persona que se ha hecho adicto al juego y que sufre por ello. Me animé nuevamente y comencé a ir a las sesiones todos los días. Encontré alivio desde el principio. Ahora todo se ve diferente.

Hay posibilidades de recuperar la alegría y el bienestar. Sé que será poco a poco, no debo desesperarme y todo estará bien. He comprendido que no soy una mala persona, sino que simplemente estoy enfermo. La ludopatía es mucho más común de lo que yo imaginaba, hay muchos casos y se podría evitar mucho sufrimiento con el simple hecho de reconocerlo. Olvidar esas ideas de que podemos controlarnos y jugar moderadamente, Eso será en muy pocos casos, pero cuando nos hemos hecho adictos ya no es posible controlarnos nosotros solos. Es necesario contar con la ayuda de un Grupo y de personas que han sufrido las mismas cosas.
Necesitamos compartir nuestros pensamientos, nuestros miedos, nuestras emociones, y con la ayuda de Dios (como cada uno lo conciba) podemos modificar nuestro carácter y regresar a la libertad y la felicidad que por derecho nos corresponde.

"UN DÍA A LA VEZ".
Plaza Cosmos View. Calle 23 No. 349 x 12 Local 3. Col. San Esteban. Tel. 9994 55 2639

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos