Testimonio anónimo

Hoy amaneció y veo por la ventana el cielo azul y escucho el canto de los pájaros. Me siento muy bien y estoy profundamente agradecida de que, a pesar de todas las circunstancias difíciles, yo pueda sentirme en Paz. Todo esto que siento lo estoy disfrutando gracias al Programa de Jugadores Anónimos, pues hace algunos años yo era una persona muy distinta. Vivía en constante angustia y sufrimiento.

Estaba atrapada en una de las adicciones más difíciles a la que llaman “la adicción silenciosa” porque el adicto puede esconder todos los estragos de su adicción y puede engañar a todos los que le rodean.

El jugador nunca dice la verdad de sus pérdidas y sufre en silencio. Mi familia y amigos intuían que algo no andaba del todo bien, pero no sabían a ciencia cierta lo que ocurría. Llegué a endeudarme muchísimo y la angustia llegó a límites insoportables. Fue un poco difícil animarme a asistir a las reuniones de Jugadores Anónimos. Tenía miedo de que me reconocieran y se supiera todo lo que llegué a hacer, pero era tanto el dolor, que finalmente fui y a partir de ese momento mi vida cambió por completo.

Todo esto lo veo muy lejano, mucho he olvidado ya, y he logrado perdonarme toda mi irresponsabilidad y mi locura. Recuperé la salud emocional y mental y ahora todo marcha muy bien. Lamento que dadas las circunstancias de salud que está viviendo el mundo entero no pueda asistir a las reuniones, pero tengo muy presente todo lo aprendido, tengo contacto permanente con mis compañeros y nos fortalecemos unos a otros para mantenernos en abstinencia.

Siempre estaré agradecida a Jugadores Anónimos y a las personas que pertenecen al Grupo Un día a la Vez por la ayuda que me brindaron para recuperar mi vida.

"UN DÍA A LA VEZ".
Plaza Cosmos View. Calle 23 No. 349 x 12 Local 3. Col. San Esteban. Tel. 9994 55 2639

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos