MORDISCOS INFORMATIVOS

Es seguro que en algún momento presenciaste el nacimiento de una camada o si no, tal vez llegaste cuando ya estaban amontonaditos bebiendo leche o buscando el calor de su madre. Todos hemos vivido estas enternecedoras escenas. Incluso hay quienes se dedican a criar, vender, en fin, no tocaremos ese tema. Lo que me interesa mencionar es que, a pesar de ser una situación común, desconocemos lo importante que es la relación con la madre y la camada durante las primeras semanas de vida del cachorro.

Podemos predecir un poco el impacto que provoca la separación de un bebé recién nacido de su madre y aunque con los cachorros no es lo mismo, algo dentro de nosotros nos dice que jamás debemos irrumpir un proceso tan instintivo, guiado totalmente por la sabiduría de la naturaleza.

El periodo de lactancia dura alrededor de seis semanas, se notan sus cambios cuando comienza una transición gradual en la dieta y conducta de los cachorros. La madre puede regurgitar su comida o ellos mismos comienzan a interesarse por el plato de croquetas. Para la octava semana se habrá completado el periodo de destete y es de vital importancia no separar antes a los cachorros de la madre.

Lo recomendable es realizarlo a partir de los tres meses de vida. Durante este tiempo a través de la convivencia con sus hermanos y con la madre, el cachorro adquiere herramientas de socialización e inmunológicas que serán clave para su futura salud integral. Trastornos de la conducta canina (ansiedad, agresividad, mala socialización) que tendemos a normalizar, pueden ser síntoma de un temprano destete.

En Compórtate Adiestramiento Canino podemos guiarte durante este importante proceso para lograr que tus perritos se desarrollen de la manera más adecuada ¡Feliz día a todas las mamás!

K. Marian Pasos

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos