Recuerdo cuando mi hija se cayó de la cama siendo una bebé. Sentí toda serie de emociones: preocupación, enojo, frustración, alivio, pero sobretodo recuerdo el deseo de abrazarla muy fuerte y protegerla para que nunca más se hiciese daño. Quise en ese momento estar con ella para siempre.

Pero los hijos crecen y con el tiempo toman su camino. Como padres, de manera natural siempre buscamos lo mejor para nuestros hijos. Queremos que crezcan protegidos, seguros y que, conforme se van desarrollando, adquieran las herramientas que los ayuden a sobresalir, a progresar, a convertirse en personas competitivas y profesionales. Buscamos los mejores colegios donde puedan aprender, además de las materias, valores que les den una formación integral.

Es precisamente en Blas Pascal donde podemos encontrar esto y más.
Conscientes de que no basta con enseñar palabras, números o deportes, nuestro modelo educativo gira en torno a la transmisión de valores: integridad, respeto, sinergia, dominio propio y diligencia, entre otros.
Cuenta con personal calificado, honesto y de buen trato, que asegura el desarrollo integral de los niños y jóvenes; actividades extracurriculares que permiten a los alumnos tener otra visión de lo aprendido en las aulas, tales como las salidas y viajes académicos, intercambios culturales y académicos con escuelas del extranjero, actividades como la semana cultural y tecnológica; así como momentos de reflexión grupal y consejería individualizada; todo con el fin de brindarles esas herramientas que les permitan tomar decisiones asertivas que les ayudarán en la conformación de su proyecto de vida.

Cuando los alumnos egresan y se van a la Universidad, saben que llevan consigo esa formación integral que se ve reflejada no solo en lo académico, sino a través de los valores que sus maestros han modelado, de la experiencia y el ejemplo de todo el personal docente y administrativo, así como del respeto y el cuidado que les han procurado durante toda su estancia en Blas Pascal y eso, como padre, me anima a compartir con otros padres que Blas Pascal es un lugar en donde nuestros hijos serán valorados, cuidados y sobre todo, guiados.

Eduardo Castro.
Padre de familia.

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos