Los niños son muy susceptibles a contraer infecciones gastrointestinales. Si tu hijo(a) ya está sufriendo una infección, lo importante es erradicarla con los cuidados adecuados lo más pronto posible.

1.            Visita al doctor: Este siempre debe ser el primer paso si algo está mal con la salud de los más pequeños de la casa. Descartar cualquier complicación siempre será prioridad.

2.            Alimentación: La dieta de los niños debe cuidarse todos los días, sin embargo, cuando presentan una infección gastrointestinal o están saliendo de la enfermedad es cuando más atención hay que prestar. Es importante evitar irritantes o alimentos muy grasosos.

3.            Hidratación: Es de vital importancia mantener al niño bien hidratado, especialmente si presenta vómitos y/o diarrea. Dependiendo de la recomendación del médico, los electrolitos o sueros líquidos pueden ayudarlo a reponerse además de darle energía haciéndolo sentir mucho mejor, más rápido.

4.            Probióticos: Protegen el estómago y ayudan a prevenir y tratar infecciones estomacales, además de ayudar a proteger el estómago de los antibióticos.

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos