Como cada fin de año, llegan a la clínica numerosos dueños de mascotas por algunos padecimientos muy peculiares con sus mascotas. Si bien, todo deseamos disfrutar con nuestros seres queridos y pasar momentos felices, qué ocurre con las mascotas en casa. Les dejamos unos consejos disminuir los riegos de estas eventualidades.

1.- Cuidado con las luces

Los adornos luminosos en nuestros hogares durante estas fiestas constituyen, por su brillo o sonido, un objeto muy atractivo para las mascotas; en especial si éstas son cachorros. Evitemos dejar los cables al alcance de los animales ya que es un peligro inminente de electrocución.

2.- Miedo a los fuegos artificiales

El temor a las explosiones y ruidos fuertes tiene un origen innato en las mascotas y se explica por la alta sensibilidad que poseen los animales ante estímulos sonoros intensos.

La explicación a esta peculiaridad la encontramos en los ancestros caninos y felinos que para poder atrapar su alimento, tuvieron que agudizar su sentido auditivo con el fin de localizar a su presa. En cuanto a la percepción de sonidos distantes, los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia cinco veces mayor que un ser humano.

La mejor forma para evitar incidentes no deseados es disponer a nuestros animales en un recinto donde estén cómodos, con sus juguetes habituales. También se recomienda el uso de jaulas de transporte. Para lo anterior hay que habituarlos previamente a esta habitación y que así, se conviertan en su ‘refugio’: un lugar en el que puedan hallar protección y tranquilidad. Si la mascota es muy apegada a sus propietarios, estos deberán permanecer junto a ella en las horas en que se presenta el mayor número de explosiones de fuegos artificiales, a fin de que se sienta se-gura, evitando que se autolesione o simplemente se escape.

3.- Alimentos Prohibidos

Durante este periodo de fiestas, nuestras consultas más comunes con los cuadros digestivos, por exceso o ingesta de alimento que no son habituales en la dieta, puede ser que lo encuentre en el piso de la cocina o porque alguno de los invita-dos se los ofrece. Estos alimentos puedes ser “restos”, dulces, huesos, hasta bebidas alcohólicas, y los problemas pueden ir desde simples vómitos y diarreas hasta gastroenteritis o pancreatitis.

Cuidados de Fin de Año

MVZ. DIPL. Fernando Vázquez Soberanis/ MVZ. DIPL. Daniel Pérez May Clínica

Clínica Veterinaria Amica, Cuidamos lo que más quieres. Tel 285.13.31

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos