La compañía alemana pagó 7 mil 150 millones de dólares por obtener ese derecho, con el que ambas empresas planean aumentar sus ganancias en los próximos años.

El gigante suizo del sector alimenticio Nestlé pagará a Starbucks 7 mil 150 millones de dólares en efectivo por los derechos de vender productos de la empresa estadounidense en todo el mundo, en una alianza destinada a revitalizar su imperio de café.

El acuerdo anunciado este lunes por un negocio con 2 mil millones de dólares en ventas refuerza la posición de Nestlé , en momentos en que la mayor cadena de cafés del mundo intenta fortalecer su lugar en la cima de un mercado que cambia rápidamente.

El analista de Bernstein, Andrew Wood, dijo que la adquisición podría permitir a la compañía suiza expandir la marca a través de su red de distribución global.

Starbucks, la cadena de cafeterías más grande del mundo, anunció que utilizará las ganancias para acelerar recompras de acciones y que el acuerdo se sumará a sus utilidades por acción a más tardar en 2021.

Nestlé, por su parte, explicó que espera que el acuerdo, que le permitirá vender cafés y bebidas embotelladas de Starbucks, se sumen a sus ganancias en 2019.

El negocio no involucrará a ninguno de los cafés de Starbucks, pero sí permitirá que Nestlé venda cafés de los establecimientos en bolsitas individuales y expanda las ventas de su café instantáneo.

El nombre de Nestlé no aparecerá en los productos de Starbucks. "No queremos que el consumidor perciba que Starbucks ahora es parte de una familia más grande", mencionó una fuente de Nestlé.

Starbucks, que es principalmente fuerte en Estados Unidos, tendrá la última palabra sobre la expansión de su gama de productos.

"Esta alianza global de cafés llevará la experiencia de Starbucks a los hogares de millones de personas más en todo el mundo a través del alcance y la reputación de Nestlé", declaró el presidente ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson.

Starbucks dijo que ahora espera devolver aproximadamente 20 mil millones de dólares en efectivo a los accionistas en recompras de acciones y dividendos hasta el año fiscal 2020.

También aseguró que espera que la operación se agregue a sus ganancias por acción para el final del año fiscal 2021 o quizás un poco antes, aunque no modificará los objetivos financieros a largo plazo actualmente establecidos por la compañía.

En un comunicado por separado, Nestlé expuso que espera que el acuerdo contribuya positivamente a sus ganancias por acción y objetivos de crecimiento orgánico a partir de 2019.

Fuente: El Financiero

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos