El aceite esencial de Lavanda es uno de los más versátiles, es utilizado por aquellas personas que se inician en el mundo de la aromaterapia.

PARA LA PIEL

Acné: Para el proceso de acné, este aceite, junto con otros aceites vegetales y esenciales para este tipo de pieles, nos ayudará a desinfectar las zonas congestionadas, a reducir la producción de grasa, a depurar la circulación sanguínea y linfática, a reducir el dolor y la inflamación, causadas por esta afección de la piel.

Arrugas: Ayuda a eliminar las arrugas de nuestra piel, es uno de los mejores revitalizadores que existe, y por ello ayuda a acelerar el proceso de regeneración celular y a mantener la piel firme. Excelente auxiliar para pieles envejecidas.

Maximiza: Este aceite maximiza los efectos y propiedades de todos los aceites esenciales, por lo que conviene añadir unas gotas a cualquier mezcla que elaboremos debido a que es muy amigable con todas las combinaciones de aceites que utilicemos.

Regenera: Esta esencia nos ayudará a mantener la piel en un estado óptimo y a regenerar cualquier zona dañada por quemaduras, acné, dermatitis o envejecimiento prematuro.

Dermatitis: El aceite esencial de lavanda es muy seguro debido a su poder calmante en cualquier tipo de afección de la piel. Sin embargo, siempre es necesario realizar pruebas de tolerancia del producto en la piel.

Heridas y quemaduras leves: Tanto para regenerar como para desinfectar una herida o quemadura, podemos utilizar unas gotas de esta esencia directamente sobre la zona dañada.

Varicela: La lavanda es esencial en cualquier remedio natural efectivo para la varicela, sobre todo porque es calmante, aliviará la picazón y el escozor que causan las vesículas y reducir el tiempo de proceso de la enfermedad.

Escrito por Mar Corona

Facebook MarSea SPA / 9991924635

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos