El presidente López Obrador rechazó la propuesta del dirigente de Morena para que el Inegi pueda medir la concentración de la riqueza entre la población.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció en contra de la propuesta del presidente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, para que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) mida la concentración de la riqueza y aseguró que la obligación de informar sobre el patrimonio solo es para los funcionarios públicos.

“No creo que sea correcto, se tienen que mantener en privado lo que significan patrimonios de empresarios y de todos los mexicanos. La obligación de dar a conocer los bienes patrimoniales es exclusivamente para los servidores públicos. Nosotros sí estamos obligados a dar a conocer nuestros patrimonios, por eso no considero conveniente esta propuesta”, afirmó durante su conferencia matutina de este martes en Palacio Nacional.

El domingo pasado, el presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, propuso modificar la Constitución para que el Inegi pudiera tener “acceso a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a toda la información financiera y bursátil de las personas” a fin de medir la concentración de la riqueza en México debido a que hay miles de millones de dólares que son inobservados.

El planteamiento del diputado federal con licencia despertó críticas y rechazo incluso de miembros de su propio partido como el coordinador de los senadores, Ricardo Monreal, quien aseguró que desde el Senado no hay ninguna iniciativa para dotar de más facultades al Inegi.

Al ser cuestionado sobre este tema, el presidente López Obrador consideró que es importante disminuir la desigualdad entre los mexicanos, pero para ello, afirmó, el gobierno está trabajando para garantizar que los ciudadanos vayan subiendo en la escala social para lo cual ayuda el combate a la corrupción.

“Si no hay corrupción, no va a haber desigualdad y no va a haber esa acumulación de recursos en pocas manos mientras la mayoría carece de lo más indispensable, pero no es dando a conocer o exigiendo que las personas estén obligadas a decir cuánto tienen, eso no lo veo adecuado”, refirió.

Fuente: Expansión