López Obrador reitera que en México no habrá represión ni tortura, en referencia al 51 aniversario de la masacre del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este miércoles que en México no habrá represión ni tortura, en referencia al 51 aniversario de la masacre del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco.

Nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres, nunca más un 68 y se está logrando establecer esta nueva política a pesar de provocaciones y de afanes autoritarios”, dijo durante su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

López Obrador aseguró que seguirá gobernando sin violencia, sin violar los derechos humanos.

Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, reiteró.

El presidente dijo que este miércoles se recordarán los hechos lamentables del 2 de octubre de 1968 y añadió que hay que tomar en cuenta que el uso de la fuerza no es la opción para resolver problemas que se originan por la falta de libertades y por la falta de justicia.

El jefe del Ejecutivo federal aseguró que estamos en una etapa nueva, en la que el uso de la fuerza ha quedado relegado. Dijo que no se puede hablar ni siquiera de la razón de Estado, de que el Estado tiene el monopolio exclusivo del uso de la fuerza.

Nosotros queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, sin usar la fuerza, convencer, no vencer, convencer, persuadir, dialogar, vivir en armonía, vivir en paz”, sentenció.

Pide AMLO ejercer sin violencia el derecho a la protesta
López Obrador enfatizó que hoy se garantizan las libertades de manifestación, de protesta, el derecho a disentir y pidió a todos los que van a ejercer su derecho de manifestación a hacerlo de manera pacífica, sin violencia.

Sugirió también a los que participen en las marchas ayudar a las autoridades aislando a los provocadores y no cayendo en provocaciones, haciéndose a un lado y explicándoles que ése no es el camino.

Reiteró que el que lucha por la justicia y la democracia no tiene por qué ocultar su rostro, sino que tiene que dar la cara, además de que no tiene que traer armas, aunque sean piedras, petardos, porque no se requieren esas formas y esas maneras.

Añadió que de todos modos las autoridades estarán al pendiente durante la marcha, porque ésa es su función.

Va a estar a cargo de llevar a cabo el seguimiento de esta manifestación, sin impedirla, la jefa de gobierno (Claudia Sheinbaum)”, dijo y reiteró su respaldo a la funcionaria.

Agregó que su gobierno ve muy bien que civiles vestidos de blanco participen en la marcha de este 2 de octubre porque es el momento de llamar a la paz. Dijo que lo más importante de un revolucionario verdadero es la honestidad y la congruencia.

Dijo que no hay un gobierno autoritario y no se debe culpar al gobierno actual de represión, pues ni siquiera tiene (su gobierno) recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por violar derechos humanos. Aseguró que no se ha permitido ningún exceso de las autoridades.

Pidió no olvidar el 68 porque fue el inicio de una etapa nueva. Añadió que de un hecho lamentable de represión surgió la esperanza de un México nuevo, distinto, mejor.

No fue en vano ese sacrificio, esa lucha. A partir de ahí empieza a haber una apertura y eso nos permite que se lleven a cabo los cambios en el país y que ahora se esté iniciando una transformación y garantizádose las libertades y estableciéndose un verdadero estado de derecho y una auténtica democracia”.

Fuente: Televisa

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos