Las muertes fueron provocadas por hipotermia, ahogo, electrocuciones, corrimientos de tierras y el derrumbe de casas, añadió el organismo gubernamental

Las inundaciones que están sacudiendo la región de Yakarta, en Indonesia dejaron al menos 23 muertos, una cifra que podría aumentar, además de miles de personas que han tenido que ser evacuadas. anunció la agencia de gestión de desastres.

La mitad de los fallecidos ocurrieron en Yakarta y el resto se repartieron en Tangerang, Bekasi y Bogor, ciudades del área metropolitana de la capital en la que viven unos 30 millones de personas, indicó la agencia de gestión de desastres, BNPB, en un comunicado.

Las muertes fueron provocadas por hipotermia, ahogo, electrocuciones, corrimientos de tierras y el derrumbe de casas, añadió el organismo gubernamental.

Las inundaciones, causadas por las intensas lluvias de los últimos días, obligaron a evacuar a unas 19 mil personas a refugios provisionales, según indicó el miércoles el gobernador de Yakarta, Anies Baswedan.

Las calles de Yakarta amanecieron este miércoles inundadas debido a las copiosas lluvias, lo que ha provocado cortes de electricidad y calles, retraso de trenes y cancelaciones en uno de los aeropuertos de la capital.

También afectaron a uno de los aeropuertos de la capital, el Halim Perdanakusuma, que el jueves recuperó la normalidad después de que ayer se viera obligado a cerrar y a redirigir todo su tráfico al aeropuerto internacional Soekarno-Hatta.

Las inundaciones y corrimientos de tierra afectan cada año a Indonesia durante la estación de lluvias, cuyo momento álgido transcurre entre diciembre y febrero.

La Policía está ayudando a la evacuación de algunas zonas de la capital, donde el agua asciende hasta 90 centímetros, suficiente para cubrir vehículos.

“Todos los funcionarios del Gobierno provincial de Yakarta están en alerta y trabajando en el terreno. Todas las oficinas y escuelas están listas para ser usadas como centros de acogida”, indicó el gobernador de la capital, Anies Baswedan, en Twitter.

Asimismo, la electricidad ha sido cortada en diversos distritos para evitar accidentes.

Las inundaciones, la congestión vial y la superpoblación en Yakarta, situada en la isla de Java (oeste), han llevado al Gobierno indonesio a decidir reubicar la capital en la isla de Boreno, en el centro del archipiélago.

El pasado agosto, el presidente indonesio, Joko Widodo, precisó que la construcción de la capital comenzará este año en una zona entre los municipios de Kutai Kartanegara y Penajam Paser Utara, en el este de Borneo.

Además, las inundaciones suponen un peligro a causa del hundimiento del suelo, causado sobre todo por la extracción del agua subterránea y que afecta especialmente al norte de la capital, donde la media de subsidencia es de entre 15 y 20 centímetros al año.

Fuente: Televisa