La policía de Hong Kong dispersó anoche nuevas manifestaciones con gases lacrimógenos, ante las muestras de gratitud por el apoyo estadunidense en protestas autorizadas por el gobierno, lo que rompe la ligera calma conseguida luego de la violencia registrada en últimos seis meses.

Tras unas elecciones en las que el bloqueo prodemocrático obtuvo una victoria aplastante, los activistas regresaron a las calles de la excolonia británica en marchas que originalmente eran pacíficas.

“A partir de la noche, los alborotadores han estado bloqueando las carreteras e infligiendo daños extensos al área de Whampoa, distrito residencial de clase media. Algunos manifestantes también agredieron a un transeúnte cerca de la calle Man Tai, poniendo en peligro la seguridad y el orden públicos”, aseveró la policía de la sureste Región Administrativa Especial de China.

“Mientras los oficiales de policía manejaban la escena, los manifestantes les arrojaron ladrillos, amenazando seriamente la seguridad personal de los oficiales y de civiles, lo que obligó al uso de los gases”, agregó.

De acuerdo al periódico “South China Morning Post” (SCMP), también se dispararon balas de goma después de que enmascarados bloquearon carreteras y arrojaran una bomba de gasolina contra una camioneta de la policía. El medio reporta al menos tres manifestantes detenidos en el lugar.

La policía dispersó una manifestación cuando comenzaba en el distrito turístico de Tsim Sha Tsui, pues al pasar por Mody Road Garden, arrojaron ladrillos a los agentes de policía, informó.

El SCMP reportó que usaron gas pimienta ante una marcha de aproximadamente 380 personas, entre los que había ancianos y jóvenes.

En el Jardín Chater, cercano a la sede del gobierno, aproximadamente otros 200 manifestantes se reunieron para agradecer a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, por firmar la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, que le permitiría imponer sanciones contra quienes hayan violado las libertades y económicas.

John Lee, secretario de seguridad, informó la semana pasada que la policía ha disparado un estimado de 10 mil rondas de gas lacrimógeno desde junio.

Las marchas de ayer ocurrieron luego de que un alto funcionario de Hong Kong difundiera que el gobierno busca establecer un comité independiente para controlar la crisis, de acuerdo a la cadena Al Jazeera.

En los últimos meses los manifestantes han reclamado la intromisión de China en las libertades prometidas a la ex colonia británica cuando regresó al dominio chino en 1997.

China ha negado dichas afirmaciones y se dice comprometida con mantener la política de “un país con dos sistemas” y que los disturbios son impulsados por fuerzas extranjeras.

Se espera que continúen las protestas iniciadas el 9 de junio a raíz de un polémico proyecto de ley de extradición, ya retirado por el gobierno, pero que se transformó en una denuncia por el recorte de libertades y la falta de reformas democráticas, en el mayor desafío de la excolonia británica desde la Revolución de los Paraguas de 2014.

Fuente: Diario de Yucatán

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos