La petrolera saudí espera retomar sus operaciones al 100% la próxima semana tras los daños sufridos a sus instalaciones a mediados de este mes.

Arabia Saudita ha recuperado alrededor del 75% de la producción de petróleo que perdió tras los ataques a sus instalaciones y restaurará la totalidad del flujo para inicios de la próxima semana, dijo este lunes a Reuters una fuente cercana al tema.

La producción de crudo saudí en Khurais se encuentra ahora en más de 1.3 millones de barriles diarios (bpd), mientras que el bombeo en Abqaiq se sitúa en cerca de 3 millones de bpd, de acuerdo a la fuente.

Los ataques en las plantas de Khurais y Abqaiq, algunos de los mayores complejos petroleros del reino, echaron abajo 5.7 millones de bpd en producción.

Las autoridades saudíes han dicho que la producción sería plenamente restaurada para fines de septiembre.

Los ataques del 14 de septiembre contra las plantas de Abqaiq y Khurais, unas de las más grandes del reino, causaron incendios y daños significativos que redujeron a la mitad la producción de crudo del principal exportador mundial de petróleo.

El ministro de energía saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman y el presidente ejecutivo de Aramco, Amin Nasser, han dicho que la producción estará plenamente restaurada para fines de septiembre.

El reino ha logrado recuperar los suministros a sus clientes a niveles previos al ataque echando mano a sus enormes inventarios y ofreciendo crudo de otros grados y otros campos, dijo el funcionario saudita.

La capacidad de Arabia Saudita para restablecer rápidamente la producción de petróleo después de los ataques, que golpearon el corazón de la industria energética saudita e intensificaron una lucha de décadas con el archirrival Irán, demostraría un importante grado de resistencia a impactos potencialmente muy dañinos, dijo Moody's la semana pasada.

Reino Unido apunta a Irán
El primer ministro británico, Boris Johnson, acusó a Irán de estar detrás de los ataques contra dos instalaciones petroleras en Arabia Saudita, en declaraciones a periodistas que lo acompañan a Nueva York, donde debe reunirse con el presidente iraní Hasan Rohani.

"Puedo decirles que Reino Unido atribuye a Irán con un muy alto grado de probabilidad los ataques de Aramco", el gigante petrolero saudita, dijo el líder conservador a bordo del avión que lo lleva a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas, según la agencia británica Press Association.

"La dificultad es saber como organizar una respuesta internacional", dijo el jefe del gobierno.

"Vamos a trabajar con nuestros amigos estadounidenses y nuestros amigos europeos para construir una respuesta que intente reducir las tensiones en la región del Golfo", añadió.

Irán niega cualquier implicación en los ataques del 14 de septiembre, atribuidos a Teherán por Estados Unidos.

Fuente: Expansión

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos