El Partido Popular Europeo (PPE) se ha convertido en ganador de unas elecciones marcadas por el notable avance de los liberales de ALDE y de los Verdes, que serán clave para formar mayorías en una Eurocámara más fragmentada pero con una presencia de euroescépticos similar a la de la pasada legislatura.

Según los resultados provisionales difundidos por el Parlamento Europeo, los populares seguirían siendo la primera fuerza en la Eurocámara con 180 escaños pese a haber perdido 36 asientos con respecto a 2014.

La Alianza de Socialistas y Demócratas (S&D) se mantendría como segunda fuerza con 152 eurodiputados, 33 menos que en la pasada legislatura, tras unas elecciones con una participación récord del 50,5 %, frente al 42 % en 2014.

La caída de ambas formaciones consagra el fin del bipartidismo en la Eurocámara y hace imposible que revaliden su “gran coalición” al no alcanzar la mayoría de 376 escaños que hasta ahora siempre habían conseguido entre las dos.

En este contexto, la aritmética parlamentaria obligará a configurar mayorías alternativas en las que serán instrumentales tanto los liberales de ALDE, a los que se suma el movimiento de la República en Marcha del presidente francés, Emmanuel Macron, como los Verdes, que tendrán mucha más presencia en la nueva Eurocámara.

El grupo liberal seguirá siendo la tercera fuerza en el Parlamento con 105 eurodiputados, pero más cerca de socialistas y populares tras obtener 36 escaños más que en 2014.

Los Verdes, por su parte, pasan a ser el cuarto grupo en la Eurocámara con 67 eurodiputados, 15 más que en la pasada legislatura, aupados por los buenos resultados en Alemania, dónde han duplicado el número de escaños hasta los 22, o la mejora en Francia.

El auge de liberales y ecologistas supera con creces el de las fuerzas ultranacionalistas y euroescépticas, que juntas sumarían 172 escaños, solo 17 más de los que tuvieron en la pasada legislatura e insuficientes para bloquear la maquinaria legislativa de la Eurocámara.

De hecho, el grupo de los Conservadores y Reformistas (ERC) ha obtenido 61 escaños (16 menos), ya que la caída de los conservadores en el Reino Unido ha compensado la amplia victoria en Polonia del partido nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS), que ha obtenido un 42,4 % de los apoyos y tendrá 22 eurodiputados.

PiS no ha desvelado aún si aceptará la invitación para unirse al grupo ultranacionalista que pretende crear el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, cuyo partido (La Liga) se ha alzado con la victoria en Italia y tendrá 24 eurodiputados.

Sin embargo, aumenta en 21 eurodiputados, hasta los 57, el grupo Europa de las Naciones y La Libertad (ENF) del partido ultraderechista francés Agrupación Nacional, de Marine Le Pen, que acoge a formaciones nacionalistas y xenófobas como la Liga, el austríaco FPÖ, el holandés PVV o el belga Vlaams Belang.

También el grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD), fundado por el británico UKIP de Nigel Farage, uno de los artífices del “brexit”, obtendría 54 escaños, 12 más.

Farage regresará a la Eurocámara tras la abrumadora victoria de su nuevo Partido del Brexit con un 33 % de los votos en las elecciones en el Reino Unido, que se ha visto obligado a celebrar los comicios precisamente por el retraso de su salida de la UE.

La Izquierda, por su parte, ha sufrido una caída de 14 eurodiputados y tendrá solo 38 asientos en el nuevo Parlamento.

El grupo de los No Inscritos -no afiliados a ninguna de las familias políticas europeas- obtendría 7 eurodiputados.

El grupo Otros, en el que se cuentan los eurodiputados nuevos que no formaban parte de ninguno de los grupos existentes en la legislatura anterior, como el español Vox, tendrían 30 asientos en el nuevo hemiciclo.

El nuevo mapa del Parlamento Europeo no permite vislumbrar mayorías claras o, al menos, tradicionales. De ahí que el candidato popular a presidir la Comisión Europea, el alemán Manfred Weber, haya ofrecido una coalición a cuatro con socialistas, liberales y Verdes.

Sin embargo, tanto el cabeza de lista socialista, el holandés Frans Timmermans, como la candidata liberal, Margrethe Vestager, se mostraron favorables a la constitución de una mayoría sin el PPE.

Fuente: Televisa

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos