La tormenta tropical Florence se convirtió en huracán el domingo y se dirige hacia Estados Unidos, cuya región sureste podría golpear en unos días, informaron meteorólogos.

Sus vientos sostenidos máximos llegaron a 121 kilómetros por hora (75 millas por hora) _justo por encima de la velocidad para ser considerada huracán_ mientras avanzaba por el Atlántico, a unos 1.210 kilómetros (750 millas) al sureste de Bermuda, indicó el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Se dirige al oeste a 9 kilómetros por hora (6 millas por hora).

Aún es demasiado pronto para predecir la ruta exacta del huracán, señaló el centro, pero advirtió que una amplia área costera desde el norte de Florida hasta Carolina del Norte debería prepararse para un golpe importante.

“Todo indica que Florence será un huracán extremadamente peligroso categoría 4 mientras se desplaza sobre el Atlántico occidental rumbo al sureste de Estados Unidos”, afirmó el centro. Una tormenta categoría 4 cuenta con vientos de 209 kph (130 mph) y el poder para causar daños catastróficos.

Los gobernadores de Carolina del Sur y del Norte, así como el de Virginia, declararon el estado de emergencia el sábado para darle tiempo a la gente de prepararse. La Armada indicó que los buques en el área de Hampton Roads en Virginia se irían del puerto por su propia seguridad.

Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte, dijo el domingo en un comunicado que tanto los residentes costeros como los que están tierra adentro necesitan prepararse para recibir intensas lluvias e inundaciones. Cooper exhortó a los habitantes a “revisar sus planes de emergencia y abastecerse de provisiones ahora”.

La División de Manejo de Emergencias de Carolina del Sur tuiteó el domingo que las autoridades se “preparan para la posibilidad de un desastre en gran escala”.

Fuente: El Economista

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos