El presidente Donald Trump reconocerá hoy a Jerusalén como la capital de Israel y le ordenará al Departamento de Estado que inicie el largo proceso de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a la ciudad santa, informaron funcionarios estadounidenses ayer.

Señalaron que el reconocimiento de Jerusalén como la capital israelí será la confirmación de "una realidad histórica y actual" y no un mensaje político. Resaltaron que la mayoría de las agencias del gobierno de Israel, así como su parlamento, se ubican en Jerusalén y no en Tel Aviv, en donde Estados Unidos y otros países tienen sus embajadas.

Los entrevistados dijeron que el traslado de la embajada, una vieja promesa de campaña que Trump insistió que debía cumplir, no se realizará de inmediato.

Los funcionarios hablaron con la prensa bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a declarar públicamente del tema antes del anuncio de Trump.

Árabes y musulmanes expresaron ayer una vehemente oposición a cualquier posible reconocimiento de la disputada ciudad de Jerusalén como capital de Israel por parte de Estados Unidos, al tiempo que líderes europeos expresaron su alarma ante los perjuicios a la paz en Medio Oriente.

El presidente Donald Trump informó al presidente palestino Mahmud Abbas por teléfono de su intención de trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, una ciudad santa cuyo sector oriental anexado por Israel los palestinos reclaman para su futura capital.

La oficina de Abbas dijo que el líder palestino advirtió a Trump sobre las repercusiones peligrosas para el proceso de paz en Medio Oriente, así como para la seguridad y la estabilidad en la región y el mundo.

Funcionarios estadounidenses familiarizados con los planes dijeron que Trump probablemente hablará sobre el tema el miércoles al mediodía, aunque se debatía el contenido específico de su anuncio.

Las fuentes hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizadas a informar sobre deliberaciones internas.

Las fuentes y un asesor externo del gobierno prevén una declaración genérica de Trump sobre Jerusalén como "capital de Israel", pero que previsiblemente no usará la frase "capital indivisa", lo que implicaría la soberanía israelí sobre Jerusalén oriental, que no es reconocida por la ONU.

También dijeron que Trump planeaba formar una orden que aplazará por otros seis meses un requisito legal para el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

Pero añadieron que Trump probablemente dará amplio margen de acción a su embajador David Friedman para decidir el momento oportuno para el traslado, con el cual Friedman está de acuerdo.

Fuente: Diario de Juárez

SOPORTE AL CLIENTE

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a viernes 9:00 a 18:30 hrs

Sábados 9:00 a 13:00 hrs

Aceptamos